INTENCIÓN DE VOTO EN LA INTERNA DEL PARTIDO NACIONAL

El último día de junio de 2019, en seis semanas, son las elecciones internas de los partidos, con voto no obligatorio.

Hoy piensan ir a votar el 50% de los electores. Entre los votantes del Partido Nacional el 56% dice que concurrirá a votar en las internas el 30 de junio. A ese grupo que piensa concurrir, le preguntamos a quién piensa votar. El encuestador no menciona el nombre de ningún candidato, y anota lo que le dice el encuestado. En la próxima gráfica se muestran los candidatos mencionados por al menos el 1% de los votantes en la interna del Partido Nacional.

Lacalle Pou obtiene el apoyo del 42% de los que piensan votar en la interna blanca y Larrañaga y Sartori 22% cada uno. Antía es mencionado por el 1% y el 13% piensa votar en la interna del Partido pero aún no ha decidido a cuál precandidato apoyará. A esta altura de la campaña, entonces, Lacalle Pou tiene una ventaja de 20 puntos sobre sus dos competidores.

¿Qué pasa con la tendencia desde inicios de año? En febrero Lacalle Pou tenía una intención de voto del 59%. En abril tuvo una caída, pero desde entonces se mantiene e incluso mejora un poco la intención de voto. Larrañaga muestra más oscilaciones: en febrero tenía el 18% de intención de voto y mejoró mucho a principios de abril, llegando hasta el 29%, tras la confirmación de que estaban las firmas para el plebiscito. Pero ahora vuelve a bajar. Sartori tiene una trayectoria diferente: obtenía el 9% de apoyo en febrero, pasa al 17% en abril y ahora sube de nuevo, hasta lograr un empate con Larrañaga, los dos con 22%.

¿Cómo son los votantes de los distintos precandidatos? En las internas suelen votar (casi) todos los militantes del partido, más otro grupo que no se considera militante pero sí se siente atraído por algún precandidato en particular. Si se analiza lo que opinan los dos grupos por separado, se ve que Larrañaga y Sartori tienen un peso muy diferente en cada grupo. Entre los blancos militantes, que votarán en las internas y se consideran a sí mismos cercanos al Partido Nacional, el 44% piensa votar a Lacalle Pou, el 27% a Larrañaga y el 19% a Sartori. En cambio, entre los que no se consideran blancos, Sartori reúne el 29% de adhesiones y Larrañaga apenas el 7%. 

¿Qué se puede esperar en las próximas semanas? Es difícil de anticipar, porque serán muy movidas. Por un lado, en dos semanas comienza la publicidad electoral autorizada, y entonces “se emparejará” la visibilidad de los precandidatos en los medios, donde hasta ahora el mayor peso lo tuvieron los avisos de Sartori. Por otro, las características del público que apoya a Sartori no son las de los votantes típicos de elecciones internas anteriores. En Uruguay la gente que concurre a votar en elecciones no obligatorias suele ser la más comprometida con los partidos, la más interesada en política, en general también la población relativamente más educada y de más edad.

Por ahora el liderazgo de Lacalle Pou es firme, y atrae a la mayoría de los blancos militantes y también de los votantes no comprometidos con el partido. Cuanto mayor sea la proporción de blancos comprometidos en la interna, más seguro es que se dispute entre Lacalle Pou y Larrañaga. Si la interna es más abierta, y votan también muchas personas que no suelen hacerlo en elecciones no obligatorias, Sartori puede fortalecer su posición.


La encuesta:

Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica (a teléfonos fijos y celulares) de CIFRA en todo el país: 991 entrevistados en sus hogares entre los días 3 y 12 de mayo de 2019. El marco muestral es el censo de 2011 del Instituto Nacional de Estadística. La muestra es aleatoria estratificada por regiones y zonas de Montevideo, con cuotas de sexo y edad según su prevalencia en la población nacional. Se realizan ponderaciones adicionales según características sociodemográficas y voto anterior. El universo representado por la muestra es la población mayor de 18 años con acceso a teléfono fijo o celular en todo el país (urbano y rural). El margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,1 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,1) para el conjunto de la muestra. El margen de error para la sub muestra de votantes en la interna blanca es mayor, de +- 9,2 pp.

 El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

1.        ¿Piensa votar en las elecciones internas del 30 de junio de este año, donde el voto no es obligatorio? 

A LAS PERSONAS QUE RESPONDEN A LA PREGUNTA ANTERIOR QUE PIENSAN VOTAR EN LAS INTERNAS, SE LES FORMULA UNA SEGUNDA PREGUNTA:

2.        ¿A cuál de los candidatos que se presentarán piensa votar? (NO SE SUGIEREN NOMBRES, SE ANOTA LO QUE DICE EL ENCUESTADO)

La encuesta es multicliente, y financiada por empresas públicas y privadas, partidos políticos, organismos del Estado y organizaciones internacionales.