EL PLEBISCITO SOBRE SEGURIDAD

El 59% de los uruguayos votaría hoy a favor de la reforma constitucional sobre seguridad que promueve el Senador Larrañaga, y el 30% no lo haría; el resto, 11%, no sabe qué posición tomar.

Desde febrero se observa que la cómoda mayoría a favor se mantiene—en realidad crece 1 punto porcentual—pero cambian un poco las otras respuestas: disminuye la gente sin opinión, de 19 a 11%, y aumenta 7 puntos el grupo de quienes están en contra de la reforma.

El plebiscito cuenta con más apoyo fuera de la capital: hoy la mitad de los montevideanos lo apoya, pero en el interior están a favor dos tercios de los residentes. Cuanto menor el nivel educativo, mayor la predisposición a votar el plebiscito: lo apoya el 50% de las personas con educación terciaria y el 72% de las personas que a lo sumo culminaron primaria.

Hay otra diferencia aún más notable porque no es frecuente en asuntos políticos: la diferencia de género. Hay bastantes más mujeres que hombres a favor de la reforma. Es probable que en este apoyo mayor de las mujeres pese también su mayor vulnerabilidad, sobre todo en los asaltos en la calle.

La diferencia más grande, sin embargo, es la camiseta política y esa diferencia se acentúa respecto a la encuesta anterior, a medida que los votantes “se alinean” con lo que apoyan (algunos) líderes de sus partidos: los más a favor de la reforma son los que hoy votarían al Partido Nacional, entre quienes el 85% apoyaría el plebiscito; también lo haría el 80% de los colorados, pero sólo el 22% de los frentistas.

Como ya se señaló en marzo, aún si se mantiene el clima actual de la opinión, favorable a la reforma, eso no garantiza que finalmente se apruebe. Hace cinco años, en marzo de 2014, la intención de voto hacia el plebiscito sobre la baja de la edad de imputabilidad reunía una proporción casi idéntica de apoyo, 58%.  Sin embargo, el plebiscito finalmente no reunió los votos necesarios, ya que necesitaba superar el 50% de los votos, y obtuvo casi el 47%. Faltó poco, pero no alcanzó.

Hoy la inseguridad es un tema aún más visible, y eso puede llevar a que más gente concrete su decisión preliminar de apoyar una reforma que promete “vivir sin miedo”. Sin embargo, en todas estas instancias de referéndums y  plebiscitos que se realizan junto con otras elecciones, uno de los aspectos más decisivos es cuántos partidos y/o sectores “ensobran la papeleta” junto con las listas de candidatos. La mayoría de los predispuestos la pondrá en el sobre si ya la tiene junto con la lista partidaria que quiere votar; si no la tiene, muchos se olvidan de incluirla.


La encuesta:

Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica (a teléfonos fijos y celulares) de CIFRA en todo el país: 1017 entrevistados en sus hogares entre los días 27 de marzo y 7 de abril de 2019. El marco muestral es el censo de 2011 del Instituto Nacional de Estadística. La muestra es aleatoria estratificada por regiones y zonas de Montevideo, con cuotas de sexo y edad según su prevalencia en la población nacional. Se realizan ponderaciones adicionales según características sociodemográficas y voto anterior. El universo representado por la muestra es la población mayor de 18 años con acceso a teléfono fijo o celular en todo el país (urbano y rural). El margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,1 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,1). Cuando corresponde, se compara con datos de encuestas anteriores de CIFRA, con características técnicas similares.

El texto de la pregunta formulada a los encuestados es el siguiente:

·         Si finalmente en octubre, junto con las elecciones nacionales, se hace un plebiscito sobre seguridad para introducir reformas a la constitución, ¿Ud. votará a favor de las reformas o no? Sí/No 

La encuesta es multicliente, y financiada por empresas públicas y privadas, partidos políticos, organismos del Estado y organizaciones internacionales.