La percepción de los uruguayos sobre la situación económica

Hoy menos de uno de cada cuatro uruguayos considera que la situación económica del país es buena; el resto se divide entre un 41% que piensa que es mala y casi otro tanto que considera que no es ni buena ni mala.

Históricamente los uruguayos no han sido muy optimistas cuando juzgan la situación económica. Por eso es fundamental observar la evolución de los juicios a lo largo del tiempo. Cuando Vázquez asumió por primera vez como presidente en 2005, a la salida de la crisis, sólo el 13% de la población pensaba que la situación económica era buena. A lo largo de ese primer período de gobierno, la “sensación térmica” mejoró lentamente, y cuando Vázquez dejó la presidencia un tercio de los uruguayos consideraban que la situación del país era buena.

Durante el gobierno siguiente, el de Mujica, el clima fue el más positivo registrado por CIFRA desde la restauración democrática: alrededor de la mitad de la población pensaba que las cosas rodaban bien en lo económico. Pero desde que volvió a asumir Vázquez en 2015 la percepción sobre la economía cambió drásticamente: la mitad de los uruguayos creía que la situación era buena en 2014, pero en 2015 los juicios positivos cayeron a 35% y en 2016 a menos de 25%. Desde entonces, se registró una pequeña mejoría a fines del año pasado, pero hoy estamos igual que a principios de 2017.

La situación económica personal influye en los juicios sobre la situación del país. Entre las personas de mayor nivel socioeconómico, una mayoría relativa (39%) considera que la economía anda bien y sólo el 29% que anda mal. A medida que disminuye el nivel socioeconómico, aumenta la proporción que piensa que al país no le está yendo bien. Entre las personas de nivel más bajo, el 47% considera que la situación económica del país es mala (y sólo el 14% que es buena).

Hoy no estamos bien, según el juicio de la mayoría, pero hacia el futuro las opiniones están más divididas: el 36% piensa que la situación económica del país mejorará en el próximo año y el 32% piensa que empeorará. El resto piensa que las cosas seguirán igual o no sabe qué sucederá con la economía. La percepción de que la situación mejoraría en el próximo año era más alta en 2017 que hoy.

No sólo la situación económica personal de la gente influye en la evaluación de la economía del país sino también la camiseta partidaria. Los votantes del oficialismo son los más positivos respecto a la situación actual y sobre todo son mucho más optimistas sobre la evolución futura. Sólo una pequeña minoría de los votantes de la oposición comparte esa visión positiva sobre la economía del país hoy y también muy pocos piensan que va a mejorar en el próximo año. Los jóvenes, que no votaron en 2014, son casi tan críticos como los opositores al juzgar el presente, pero son mucho más optimistas sobre el futuro.

En resumen: la evaluación negativa sobre la situación económica actual del país que se registra hoy responde, al menos en parte, a juicios político partidarios, pero también en parte a que la gente de nivel socioeconómico medio y bajo no está satisfecha con la situación de la economía (y de su economía). Si en el próximo año se cumplen las perspectivas optimistas del tercio de los uruguayos que esperan mejoras, el oficialismo estará mejor parado con vistas a las elecciones. Si no, aumentan las posibilidades para la oposición.


La encuesta: Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica (a teléfonos fijos y celulares) de CIFRA en todo el país: 701 entrevistados en sus hogares entre los días 2 y 15 de marzo de 2018. El marco muestral es el censo de 2011 del Instituto Nacional de Estadística. La muestra es aleatoria estratificada por regiones y zonas de Montevideo, con cuotas de sexo y edad según su prevalencia en la población nacional. Se realizan ponderaciones adicionales según características sociodemográficas. El universo representado por la muestra es la población mayor de 17 años con acceso a teléfono fijo o celular en todo el país (urbano y rural). El margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,7 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,7).

El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

  • ¿Cómo calificaría la situación económica actual del país? Buena/Ni buena ni mala/Mala
  • Pensando en el próximo año, ¿piensa que la situación económica del país mejorará o empeorará? Mejorará/Se mantendrá igual/empeorará

La encuesta es multicliente, y financiada por empresas públicas y privadas, partidos políticos, organismos del Estado y organizaciones internacionales. Los resultados reportados de 2017 corresponden al banco de datos de CIFRA, de encuestas de características similares.

 

Deja un comentario