LOS AUTOCONVOCADOS Y EL PRESIDENTE

El movimiento de los Autoconvocados es una novedad en Uruguay: no está liderado ni por partidos políticos ni por sindicatos, y sus reclamos, que empezaron centrándose en el agro, fueron abarcando cada vez más sectores. Hay mucha discusión sobre qué representa, cuánta gente participa y si tiene –o no—vínculo con los partidos. Pero más allá de ese debate, ¿qué impacto está teniendo este movimiento en la opinión pública?

En la encuesta se preguntaba primero si habían oído hablar de los Autoconvocados: más de tres de cada cuatro uruguayos oyeron hablar del movimiento. Como en casi todos los temas políticos, los adultos (que ya estaban en edad de votar en 2014) están mucho más informados que los más jóvenes. Entre quienes votaron (a cualquier partido) más de 8 de cada 10 identifican a los Autoconvocados. En cambio, entre los nuevos votantes (que tienen hoy entre 17 y 21 años) sólo 2 de cada 10 oyeron hablar del movimiento.

Respecto a los reclamos que plantea el movimiento, 6 de cada 10 uruguayos opinan que tienen razón en sus planteos: el 23% piensa que tienen mucha razón y otro 38% que tienen algo de razón. Apenas el 8% de los uruguayos cree que los autoconvocados no tienen ninguna razón en lo que demandan.  Aquí aparecen otra vez los matices político partidarios: los que opinan que los Autoconvocados tienen mucha razón son 4 de cada 10 votantes blancos y colorados pero sólo 1 de cada 10 frentistas. Pero la mitad de los votantes del Frente considera que tienen al menos “algo de razón” en sus demandas. Sólo una pequeña minoría de quienes votaron al Frente en 2014 (16%) cree que no tienen ninguna razón.

Si bien la mayoría coincide en que el movimiento plantea muchas o algunas demandas con fundamento, hay menos acuerdo cuando se evalúa la actuación del Presidente Vázquez en relación a esas demandas. El 22% opina que el presidente está actuando bien y el 37% que está actuando mal. En esta evaluación pesa más el vínculo partidario: una mayoría relativa de quienes votaron a Vázquez piensa que está actuando bien, aunque el 26% cree que no. Entre los votantes de la oposición 6 de cada 10 consideran que está actuando mal y casi nadie defiende la manera en que trató las demandas de los Autoconvocados.

En resumen: el movimiento de los Autoconvocados ha alcanzado gran visibilidad en la opinión pública en muy poco tiempo y ha logrado convencer a la mayoría de que sus demandas, o al menos algunas de sus demandas, son razonables. Las reacciones del gobierno, en cambio, sólo son evaluadas como satisfactorias por una minoría, una minoría constituida casi únicamente por una parte de sus propios votantes. En todo el resto del electorado la crítica del público informado es casi unánime.


La encuesta: Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica (a teléfonos fijos y celulares) de CIFRA en todo el país: 701 entrevistados en sus hogares entre los días 2 y 15 de marzo de 2018. El marco muestral es el censo de 2011 del Instituto Nacional de Estadística. La muestra es aleatoria estratificada por regiones y zonas de Montevideo, con cuotas de sexo y edad según su prevalencia en la población nacional. Se realizan ponderaciones adicionales según características sociodemográficas. El universo representado por la muestra es la población mayor de 17 años con acceso a teléfono fijo o celular en todo el país (urbano y rural). El margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,7 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,7).

El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

  • ¿Oyó hablar del movimiento de los Autoconvocados, que hicieron una reunión en Durazno el mes pasado? Sí/No
  • ¿Piensa que los Autoconvocados tienen mucha razón en lo que reclaman, algo de razón o ninguna razón? Mucha/Algo/Ninguna
  • ¿Cómo le parece que el Presidente Vázquez está actuando en relación a las demandas de los Autoconvocados? Bien/Ni bien ni mal/Mal

 

La encuesta es multicliente, y financiada por empresas públicas y privadas, partidos políticos, organismos del Estado y organizaciones internacionales.

Deja un comentario