LA POPULARIDAD DE LOS LÍDERES POLÍTICOS HOY

En las encuestas en todo el mundo se suele medir la simpatía que despiertan los líderes políticos. ¿Por qué es importante la simpatía, cuando en realidad lo que se espera de los dirigentes es que gobiernen, administren, legislen, pero no “que sean simpáticos”? Porque la simpatía en realidad mide más que eso, mide la cercanía de los líderes políticos al electorado, la confianza que generan, y también el rechazo. Es muy difícil que un líder político que resulta antipático a los votantes logre su apoyo en la elección, por más capaz y buen administrador que sea.

La pregunta que se formula es muy sencilla: ¿Fulano le despierta simpatía o antipatía? En el primer gráfico se muestra el porcentaje de uruguayos que expresa simpatía hacia cada uno de los líderes políticos. El que despierta más simpatía hoy es el Presidente Vázquez, ya que el 47% de los uruguayos siente simpatía hacia él. Lo siguen otros dos líderes del Frente, el Intendente Martínez y José Mujica, ex – presidente. Recién en cuarto lugar aparece un líder no frentista, Pablo Mieres del Partido Independiente, y Lacalle Pou del Partido Nacional. Luego, muy cerca entre ellos, aparecen Novick, Larrañaga y Bordaberry. El que cierra la lista es el Vicepresidente, Sendic, con apenas el 16% de simpatías.

Diapositiva1

La antipatía tiene tanta importancia como la simpatía, y la relación entre ambas no es lineal. No siempre el líder que despierta más simpatía es el que genera menos antipatía, y por eso el gráfico 2 no es un “espejo perfecto” del gráfico 1. En algunos casos sí: Sendic es el que despierta menos simpatía y más antipatía en el conjunto del electorado. Lo siguen Bordaberry, Lacalle Pou y Larrañaga, que le generan antipatía a algo menos de la mitad de los electores. Mujica, que despierta más simpatía en el conjunto del electorado, “se parece” a Novick en cuanto a las antipatías que generan. Los tres líderes menos rechazados son Vázquez, Mieres y Martínez, este último el que genera menos antipatía de todos los líderes más conocidos.

Diapositiva2

Porque importan tanto la simpatía como la antipatía a la hora de conseguir votos, y también luego a la hora de convencer a los uruguayos de que las medidas que toman en el gobierno son las adecuadas, CIFRA resume los datos para cada dirigente en un “balance de popularidad”, que es simplemente la diferencia entre el porcentaje de simpatías y el de antipatías. El mejor balance es el del Intendente Martínez, con 19 puntos, seguido de cerca por Vázquez. El peor es el de Sendic, con 46 puntos negativos, lejos de cualquier otro líder de primera línea, aunque tienen también balances negativos Bordaberry, Larrañaga, Lacalle Pou y Novick. Mujica hoy divide mucho a la opinión pública uruguaya, y por eso tiene un balance de 4 puntos.

 Diapositiva3

 Justamente, en un país tan dividido políticamente como Uruguay, no es casualidad que los dirigentes del Frente Amplio tiendan a tener balances de popularidad más positivos, porque la mayoría de los votantes frentistas (o sea, casi la mitad del electorado) expresa simpatía hacia ellos y antipatía hacia los líderes de la oposición. Los líderes de la oposición también despiertan la simpatía de sus votantes, pero esos votantes son una minoría: los blancos simpatizan con los líderes blancos, los colorados con los colorados, etc. El líder del PI, Pablo Mieres, polariza menos las opiniones, y su balance es mejor que el de Mujica, en parte porque el electorado no lo vincula con ninguno de los partidos históricos.

 


 

La encuesta: Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica de CIFRA en todo el país: 703 entrevistados en sus hogares entre los días 17 de febrero y 1 de marzo de 2017. La muestra es probabilística y el margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,6 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,6). El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

  • Le voy a mencionar distintos líderes políticos y le pido que me diga si le despiertan simpatía o antipatía. Por ejemplo, ¿Tabaré Vázquez le despierta simpatía o antipatía?
  • ¿Y Pedro Bordaberry le despierta simpatía o antipatía?
  • Y…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *