La percepción de los uruguayos sobre la situación económica

 

Hoy sólo uno de cada cinco uruguayos considera que la situación económica del país es buena; el resto se divide entre un 40% que piensa que es mala y otro tanto que considera que no es ni buena ni mala.

Los uruguayos no suelen ser muy optimistas cuando juzgan la situación económica. Por eso es fundamental observar la evolución de los juicios en esta última década. Cuando Vázquez asumió por primera vez como presidente en 2005, a la salida de la crisis, sólo el 13% de la población pensaba que la situación económica era buena. A lo largo de ese primer período de gobierno, la “sensación térmica” mejoró lentamente, y en 2009 un tercio de los uruguayos consideraban que la situación del país era buena.

Durante el gobierno siguiente, el de Mujica, el clima fue el más positivo registrado por CIFRA desde la restauración democrática: alrededor de la mitad de la población pensaba que las cosas rodaban bien en lo económico. Pero entre febrero de 2015 y hoy el clima cambió drásticamente: el 55% creía que la situación era buena a principios de 2015, pero hoy sólo el 20% lo sigue creyendo, 35 puntos porcentuales menos. Estamos apenas mejor que en 2005, y peor que en cualquier otro año desde entonces.

Slide1

La situación económica personal influye en los juicios sobre la situación del país. Entre las personas con más ingresos, las opiniones están divididas: el 34% piensa que la situación del país es buena y el 29% que es mala. A medida que disminuye el nivel socioeconómico, aumenta la proporción que piensa que al país no le está yendo bien. Entre las personas de menor nivel socioeconómico, el 43% considera que la situación económica del país es mala (y sólo el 17% que es buena).

 Slide2

Y no sólo pesa en los juicios el nivel de ingresos actual sino también la evolución de esos ingresos. Sólo el 23% de los uruguayos dice que los ingresos totales de su hogar han aumentado en el último año y otro 28% dice que se han mantenido; la otra mitad dice que han disminuido sus ingresos. Pero esa disminución de ingresos está repartida de forma muy desigual: entre los hogares de ingresos altos, sólo uno de cada cuatro han visto disminuir sus ingresos en el último año. Entre los hogares de ingresos bajos, en cambio, casi dos de cada tres tienen menos ingresos hoy que hace 12 meses.

Slide3

Hacia el futuro también las perspectivas son distintas según el nivel socioeconómico. Entre los uruguayos que hoy tienen un trabajo remunerado, el 25% tiene temor de perder ese trabajo en los próximos 12 meses. Desde luego, eso no significa que se vayan a perder el 25% de los empleos en el corto plazo, pero sí refleja la sensación de inseguridad que afecta a esos trabajadores. Esa sensación de inseguridad también está repartida desigualmente: entre los trabajadores de nivel alto, medio y medio bajo, alrededor de uno de cada cinco piensa que su empleo no está garantizado. Pero entre los trabajadores de nivel bajo el 37% teme perder su trabajo en los próximos meses. Para esa gente, la pérdida del empleo tiene un impacto inmediato mucho más grande que para los hogares de mayores ingresos, que en general pueden absorber, al menos durante algún tiempo, la disminución de sus entradas.

Slide4

En resumen: la evaluación mucho menos positiva sobre la situación económica actual del país que se registra hoy responde, al menos en parte, a la evolución negativa de varios indicadores macro, pero también se ve influenciada por los impactos directos en el bolsillo de la gente y los temores hacia el futuro. Por eso, la visión más negativa es la de los grupos más vulnerables, cuyo poder de compra se ve afectado más rápidamente y cuyos empleos son más precarios.


 

La encuesta: Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica de CIFRA en todo el país: 800 entrevistados en sus hogares entre los días 15 y 24 de abril de 2016. La muestra es probabilística y el margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,5 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,5). El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

  • ¿Cómo calificaría la situación económica actual del país?
  • ¿Diría que hoy los ingresos totales de su hogar son más altos o más bajos que hace 12 meses?
  • (Solo los que trabajan hoy) ¿Ud. personalmente tiene temor de perder su trabajo en los próximos 12 meses, o no está preocupado?

 

Los resultados reportados de 2005 a 2015 corresponden al banco de datos de CIFRA, de encuestas de características similares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *