Aprobación Uruguayos a Vázquez

Hoy el 51% de la población aprueba la gestión de Tabaré Vázquez como presidente. El 20% la desaprueba, y el resto (redondeando, 30%) ni aprueban ni desaprueban o no opinan. ¿Cómo se compara esto con la aprobación de los uruguayos a la misma altura del primer período presidencial de Vázquez?

Diapositiva1

Como se puede apreciar en el gráfico 1, en julio de 2005, al comienzo de su primer mandato, el 65% de los uruguayos aprobaba el desempeño de Vázquez como presidente y sólo el 11% desaprobaba. Los juicios eran significativamente más favorables hacia el presidente. Esto probablemente se explica porque la gran mayoría de los uruguayos tenía una expectativa muy positiva hacia el primer gobierno del Frente Amplio, y porque luego de cuatro años duros se sentía la salida de la crisis económica de comienzos de siglo y había un clima optimista.

Diapositiva2

En 2005, a cuatro meses de iniciado su gobierno, la “luna de miel” con el primer presidente de Frente Amplio se mantenía muy sólida entre quienes lo habían votado en octubre de 2009, pero entre quienes habían votado a la oposición las opiniones estaban más divididas. Hoy también la evaluación de la gestión de Vázquez está partidizada: entre los votantes del Frente el 72% aprueba su desempeño y sólo el 5% lo desaprueba, mientras que los blancos están divididos en tres tercios (uno aprueba, otro desaprueba y el resto neutro) y una leve mayoría de los colorados (40%) desaprueba. La diferencia más grande se observa en el aumento de juicios negativos por parte de los votantes de la oposición: en julio de 2005 menos de uno de cada cuatro votantes blancos y colorados desaprobaban a la gestión de Vázquez, y muchos tenían una posición neutra. Hoy un tercio de los blancos y el 40% de los colorados están desconformes con el desempeño del Presidente. Entre sus propios votantes, en cambio, las desaprobaciones de hoy son casi iguales que las de 2005, pero las aprobaciones ahora (72%) son claramente más bajas (85% en 2015).

La evaluación de la gestión presidencial está, al menos en parte, vinculada a cómo perciben los ciudadanos la situación económica, el “pan con manteca”. En 2005 aún eran muy pocos los que pensaban que la situación económica del país ya era buena, y durante todo el primer gobierno de Vázquez siempre fue una minoría la que veía bien la situación económica. Sin embargo, Vázquez logró mantener a lo largo de todo su mandato un nivel de aprobación promedio mayor al 50%.

Este segundo período de gobierno empieza con una sensación térmica algo más positiva sobre la economía (el 38% opina hoy que la situación es buena) y con un nivel de aprobación también mayor al 50%, pero la “luna de miel” parece haber sido bastante más breve.

Diapositiva3

Si se compara la aprobación de la gestión presidencial en Uruguay con la de las tres presidentas de la región que también están en su segundo período de gobierno, sea consecutivo (Férnandez, Rousseff) o no consecutivo, como Vázquez  (Bachelet), se observa que Vázquez es el que tiene mayor porcentaje de juicios positivos. Lo siguen Cristina Fernández (con 40% de aprobación) y Michelle Bachelet (con 36%). En este momento la peor evaluada, a gran distancia, es Dilma Rouseff, con apenas el 10% de aprobación a su gestión. Las tres mandatarias, en mayor o menor medida, han sido golpeadas por denuncias de corrupción.

Diapositiva4


 

La encuesta: Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional telefónica de CIFRA en todo el país: 801 entrevistados en sus hogares entre los días 24 de junio y 5 de julio de 2015. La muestra es probabilística y el margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3,4 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,4). El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

¿Aprueba o desaprueba la forma en que Tabaré Vázquez se está desempeñando como presidente?

Los resultados reportados de 2005 corresponden al banco de datos de CIFRA, de una encuesta de características similares. Los datos correspondientes a la aprobación de Cristina Fernández, Michelle Bachelet y Dilma Rousseff corresponden, respectivamente, a mediciones de Management & Fit (mayo 2015), Cerc Mori (julio 2015), y Datafolha (junio 2015).