Los candidatos del PN y del PC

(Sobre resultados de una encuesta nacional de CIFRA de principios de marzo de 2008: 1004 entrevistados cada a cara en sus hogares en todo el país entre los días 28 de febrero y 4 de marzo, con resultados directamente comparables a los de las encuestas anteriores de CIFRA)

Entre los que probablemente votarán en la interna blanca está arriba Lacalle, con 51% de las preferencias; Larrañaga reúne el 44%. Los demás (5%) no se definen.

 

 

 

Si se observan las preferencias del grupo más numeroso de ciudadanos que en las elecciones nacionales votarían al Partido Nacional, los resultados son similares: primero Lacalle, con 53%, y luego Larrañaga, con 45%.

 

 

Estos datos sugieren dos conclusiones principales:

 

(a)     la campaña “en serio” comienza con ventaja para Lacalle. Pero la ventaja es relativamente pequeña, y se debe recordar que el margen de error de estas cifras es mucho mayor que el de las intenciones de voto por partido en la misma encuesta. Como todavía faltan tres meses y medio para las internas de fines de junio, el resultado final es impredecible;

 

Carmelo Vidalín renunció a su precandidatura y se sumó a la de Lacalle. Los resultados de esta encuesta sugieren que el grueso de los votantes de Vidalín lo acompañó, y ahora votaría por Lacalle. Esto explica casi exactamente los cambios observados entre la última encuesta del año pasado y esta encuesta.

 

Entre los que probablemente votarán en la interna colorada sigue adelante Bordaberry (57%), seguido por Hierro (24%) y luego Amorín (14%). Los demás (5%) no se definen.

 

Si se observan las preferencias de los que votarían a los colorados en las elecciones nacionales (un grupo bastante más grande), los resultados apuntan en la misma dirección: primero Bordaberry, con 52%, luego Hierro, 32%, y luego Amorín, 10%.

 

 

 

Estos datos sugieren dos conclusiones principales:

(a)     la campaña colorada “en serio” comienza con amplia ventaja para Pedro Bordaberry. Pero es prudente recordar que el margen de error de estos números es aún más alto que en la interna blanca, porque los votantes colorados son menos numerosos; además,

(b)     si bien la mayoría a favor de Bordaberry se viene observando sistemáticamente desde el año pasado, en esta encuesta las intenciones de voto hacia Luis Hierro y José Amorín son las más altas registradas hasta hoy. Una mayor competencia interna podría ser positiva para el Partido Colorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *