La politica economica

(Sobre resultados de una encuesta nacional de CIFRA de julio de 2008: 1003 entrevistados en sus hogares en todo el país entre los días 19 y 27 de julio, con resultados directamente comparables a los de las encuestas anteriores de CIFRA)

 

Los juicios generales sobre la política económica del gobierno continúan siendo positivos. Una mayoría relativa de la población (43%)aprueba la política económica, y un porcentaje significativamente menor (32%) la desaprueba.

 

Vistas a corto plazo, las opiniones están ahora un poco más críticas que unos meses atrás. A principios de año, en marzo, el 47% aprobaba la política económica (cuatro puntos más que ahora), y el 30% la desaprobaba (ahora hay dos puntos más de desaprobaciones).

 

A mediano plazo, la tendencia de los juicios sobre la política económica tiende a acompañar la tendencia de los juicios sobre la situacióneconómica. Cuando los juicios sobre cómo están las cosas mejoran, los juicios sobre la política económica también tienden a mejorar. Y cuando los juicios sobre la situación económica se vuelven más críticos, los juicios sobre la política económica tienden a volverse más críticos.

 

 

Esto es razonable: la situación económica es, al menos en parte, un resultado de las políticas económicas de los gobiernos. Los factores externos que no podemos controlar influyen, a veces mucho, pero siempre podemos enfrentar eso de mejor o peor manera. Esa es la tarea de la política económica.
Como se observa claramente en la figura, los juicios sobre la situación económica ahora, en julio (30%), son menos favorables que los de marzo pasado (35%). Hay una caída de cinco puntos.
No se puede establecer si esta caída tiene o no consecuencias políticas importantes. Aunque entre marzo y julio de este año los juicios sobre la situación económica se volvieron más críticos, vistos a mediano plazo, con saltos de un año, los juicios han mejorado significativamente desde que este gobierno asumió. No sabemos qué ocurrirá en el futuro: esto puede ser un cambio genuino de tendencia, o apenas una variación de corto plazo.

Y además, entre nosotros, los uruguayos, la política siempre influye. Es posible que hasta comienzos de este año buena parte de los uruguayos que se identifican con el Frente Amplio defendiera a su ministro de economía. Pero ahora, ya en campaña hacia las internas, los que prefieren que el Ministro Astori no sea candidato presidencial (porque prefieren a otro) se sienten más libres de opinar en contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *