La gestion del Presidente Vazquez

(Sobre resultados de una encuesta nacional de CIFRA de abril – mayo de 2008: 1000 entrevistados en sus hogares en todo el país entre los días 26 de abril y 5 de mayo, con resultados directamente comparables a los de las encuestas anteriores de CIFRA)

Los uruguayos juzgan favorablemente la gestión del Presidente Tabaré Vázquez. El 55% de los uruguayos la aprueba, y el 26% la desaprueba, con un balance (aprobaciones menos desaprobaciones) muy positivo, de 29 puntos porcentuales.

 

La tendencia de estos juicios depende del plazo considerado. En el mediano plazo, hay que señalar que este nivel de aprobación es superior (cinco puntos porcentuales) a la votación que el FA recibió en las elecciones nacionales de 2004 en Montevideo (en cifras redondas, 50%). Por otro lado, al comienzo de su gestión el Presidente tuvo niveles de aprobación muy altos, cercanos al 70%. Pero esto es lo que se suele llamar la “luna de miel”, y estas aprobaciones tan elevadas fueron cayendo durante todo el primer año de gobierno.

 

Luego de un año 2006 relativamente estable en este aspecto, durante la segunda mitad del año 2007 las aprobaciones volvieron a bajar. Pero esta caída se frenó a fines de año, y las aprobaciones comenzaron a subir nuevamente.

 

Por otra parte, si lo que se mira es el corto plazo, las aprobaciones se mantienen más bien estables, con una pequeña caída entre marzo y mayo (de 57% a 55%).

 

En resumen: no hay forma de saber si estos valores seguirán aproximadamente estables o no. La regla general es: si las aprobaciones están por encima de la votación, entonces políticamente las cosas andan bien, y esto es lo que le ocurre al presidente hoy.

 

Además, su popularidad personal está en niveles muy similares a los de la aprobación de su gestión. El 54% de los uruguayos expresa simpatía hacia el presidente, y el 26% expresa antipatía. La diferencia es de de 28 puntos porcentuales. Las tendencias son prácticamente iguales a las de los juicios sobre la gestión, de modo que la conclusión también es la misma: la popularidad personal del Presidente anda bien.

 

 

Un indicio de por qué los juicios se volvieron un poco menos positivos puede ser la evolución de la percepción sobre la economía. En marzo el 35% de los uruguayos opinaba que la situación económica del país era buena, pero entre marzo y mayo ese porcentaje cayó siete puntos, a 28%. Parece que este cambio afectó ligeramente los juicios sobre el Presidente. Pero en el mediano plazo esto no es cierto: la tendencia de las opiniones sobre la situación económica ha variado, paradójicamente, en dirección opuesta a los juicios sobre el presidente, ya que mejoraron sistemáticamente desde que Tabaré Vázquez asumió la presidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *