¿Discutir la ley de caducidad?

En las últimas semanas algunos grupos han planteado que hay que volver a discutir la Ley de Caducidad en el parlamento, para anularla o suprimirla. En el propio Frente Amplio hay desacuerdos sobre este tema. La mayoría de los uruguayos está en contra de volver a discutir la Ley de Caducidad. Casi la mitad (el 48%) piensa de ese modo, pero una minoría grande (37%) opina que, aunque la mayoría de la ciudadanía no apoyó el referendum para anular la ley en octubre del año pasado, el parlamento debe retomar el tema. La diferencia entre los dos grupos (11 puntos porcentuales) es clara y es bastante mayor que el margen de error de la encuesta. El 5% no está ni a favor ni en contra, y el 10% restante no opina.

 

El 37% partidario de volver a discutir la Ley es una cifra bastante menor que el 48% que en octubre pasado votó a favor de anular la ley. Los datos sugieren que una proporción considerable de los que en octubre votaron por la anulación hoy entienden que el tema ya fue decidido por la ciudadanía.

 

 

Las opiniones son muy homogéneas entre los que votaron al Partido Colorado y al Partido Nacional: el 72% de los colorados y el 67% de los blancos no están de acuerdo con volver a discutir la Ley de Caducidad. Entre los que votaron al Frente Amplio, en cambio, una clara mayoría absoluta (57%) no está conforme con la situación actual y quiere que se revea el tema de la Ley. Sin embargo, incluso entre los frentistas una minoría considerable (30%, tres de cada diez frentistas) no quiere seguir discutiendo sobre eso.

 

En la nota anterior se observaba que el 48% de la población apoya la propuesta del Presidente Mujica de que los jueces puedan decretar prisión domiciliaria o libertad para presos mayores de 70 años, incluidos los que están cumpliendo pena por violación a los derechos humanos. El 39% no estaba de acuerdo. Los dos temas se vinculan, porque tienen que ver con qué se hace respecto a lo que ocurrió hace treinta años.

A primera vista, además, las respuestas de los uruguayos a las dos preguntas son muy parecidas. Cerca de la mitad de los uruguayos (48%) piensa que está bien que los militares que están cumpliendo pena por violaciones a los derechos humanos no tengan que estar en la cárcel, y exactamente la misma proporción (48%) considera que no hay que volver a discutir el tema de la caducidad. Pero una minoría grande (casi cuatro de cada diez uruguayos) no acompaña esas ideas. Ayer vimos que el 39% no está de acuerdo con que se permita prisión domiciliaria o libertad a los presos viejos (de 70 o más años); hoy hemos visto que el 37% de los uruguayos es partidario de volver a discutir la Ley de Caducidad para anularla o eliminarla. Los números son casi iguales: una minoría considerable de los uruguayos pensaría que no está bien que esos presos viejos resulten favorecidos, al menos en parte porque consideran que la Ley de Caducidad no es legítima, y que los que violaron derechos humanos tienen que ser castigados de forma ejemplarizante.

Pero si se miran los números más de cerca los resultados no son iguales. Las opiniones sobre volver a discutir o no la Ley de Caducidad están bastante más polarizadas que los juicios sobre la prisión de los militares viejos. La Ley de Caducidad inspira pasiones más fuertes que la prisión de los militares viejos.

La encuesta

Esta nota presenta los resultados de una encuesta nacional de CIFRA en Montevideo: 1.006 entrevistados cara a cara en sus hogares entre los días 17 y 18 de abril. La muestra de encuestados es probabilística y el margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 3 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 3,09). El texto de la pregunta formulada a los encuestados es el siguiente:

“Algunos parlamentarios del Frente Amplio quieren presentar un proyecto para anular la Ley de Caducidad. ¿A Ud. le parece bien o mal que se vuelva a discutir este tema en el parlamento?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *