Canelones y la gestión de Carámbula

En la nota anterior se observaba que el Frente Amplio lidera cómodo en las intenciones de voto en el departamento de Canelones, donde el Intendente Carámbula está aspirando a la reelección. Ese respaldo al Frente y a Carámbula se debe, al menos en parte, a que los canarios están satisfechos con cómo se ha desempeñado en estos últimos 5 años. Casi dos de cada tres habitantes del departamento (65%) aprueba la gestión de Carámbula y menos de uno de cada cinco (18%) la desaprueba.

 

 

En realidad aprueba su gestión como intendente una proporción más grande que los que piensan votarlo, que hoy son el 57% de los canarios. ¿Por qué? Porque casi 8 de cada 10 frentistas aprueban el desempeño de Carámbula, pero también lo aprueba el 50% de la oposición. Sólo una minoría de los votantes de lo oposición desaprueba lo hecho por el intendente de Canelones en el último quinquenio.

 

Este nivel de aprobación es bastante más alto que el que tenía Ehrlich al terminar su gestión. Los habitantes de Canelones también están más satisfechos que los montevideanos con los servicios municipales. La mayoría absoluta (53%) dice que los servicios que dependen de la intendencia, como limpieza, estado de las calles, iluminación, están bien, y el 34% piensa que no están ni bien ni mal. Sólo una pequeña minoría (13%) opina que están francamente mal.

 

 

Como se ve en la gráfica 3, los frentistas como también la oposición tienden a ser más entusiastas a la hora de juzgar la gestión de Carámbula que a la hora de opinar sobre su obra: el 65% aprueba su gestión y sólo el 53% piensa que los servicios municipales funcionan bien. Probablemente, esto se debe a que el gobierno frentista en Canelones ha tenido una “luna de miel” particularmente larga: los canarios estaban muy desconformes en 2005 con las gestiones anteriores, y pensaban que los problemas del departamento no se podían solucionar de un día para otro. Entonces, aunque muchos opinen que todavía faltan cosas por hacer en materia de servicios municipales, Carámbula está bien encaminado.

 

 

Las prioridades para el próximo gobierno municipal, según la población de Canelones, incluyen mejorar los servicios, en particular arreglar las calles, pavimentar y mejorar la recolección de basura. Pero NO son las principales. La primera prioridad, para el 22% de los canarios, es bajar los impuestos municipales, la contribución y la patente. En segundo lugar está el problema del saneamiento, con el 19% de menciones. Recién después aparecen los temas de arreglo de calles, basura, controlar el tránsito para disminuir accidentes, mejorar el alumbrado público para aumentar la seguridad.

 

 

En conclusión, si Carámbula fuera reelecto, como parece que sucederá, tendrá una misión difícil, hacer más y cobrar menos, porque el peso del incremento de los tributos se siente. Las quejas no provienen principalmente de la zona costera, que fue la que tuvo mayores incrementos, sino de las localidades de la periferia norte de Montevideo (Las Piedras, La Paz, etc.). En la zona costera demandan sobre todo más obras (saneamiento, pavimentación de calles), mientras que en el resto del departamento lo principal es bajar la carga impositiva.

 


 

NOTA

 

Esta nota presenta los resultados de una encuesta de CIFRA en el departamento de Canelones: 406 entrevistados cara a cara en sus hogares entre los días 13 y 16 de marzo. La muestra de encuestados es probabilística y el margen de error máximo esperado para un 95% de confianza es aproximadamente 5 puntos porcentuales en más o en menos (+/- 4,86). El texto de las preguntas formuladas a los encuestados es el siguiente:

 

 

    1. “¿Ud. aprueba o desaprueba la forma en que se desempeñó el Intendente Carámbula?”

 

    1. “En general, ¿cómo diría que está hoy el departamento de Canelones en materia de servicios municipales (limpieza y recolección de basura, iluminación y estado de las calles?”

 

    1. “¿Cuál de estas cosas le parece que debería ser la prioridad del próximo gobierno municipal? (PREGUNTA CERRADA)

 

 

–         Solucionar el problema de la basura, mejorar la limpieza

 

–         Solucionar el problema de agua y/o saneamiento

 

–         Bajar los impuestos municipales, la contribución, la patente

 

–         Arreglar calles, veredas, caminos rurales

 

–         Mejorar la iluminación de calles y plazas

 

–         Disminuir la burocracia y el papeleo en trámites municipales

 

–         Controlar el tránsito para disminuir accidentes

 

–         Tomar medidas respecto a los asentamientos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *