Los uruguayos y la reforma de la salud

(Sobre resultados de la encuesta nacional de CIFRA de marzo de 2008: 1003 entrevistados en sus hogares en todo el pais entre los días 1 y 9 de marzo, con resultados directamente comparables a los de las encuestas anteriores de CIFRA)

 

El gobierno ha implementado cambios en varias áreas. Ya vimos resultados sobre cómo los uruguayos juzgan, por ejemplo, el IRPF y la política económica.

Pero los uruguayos juzgan de manera diferente lo que pasa en distintas áreas. Juzgan negativamente la implementación del IRPF pero positivamente la política económica más en general. La reforma de la salud es una de las áreas que reciben un juicio favorable: la mayoría absoluta de la población (61%) está a favor y sólo el 16% en contra. Esta opinión positiva probablemente no se debe exclusivamente a los cambios que el gobierno está implementando en estos últimos meses, sino a una evaluación más general de cómo funciona la atención de la salud en Uruguay. En comparación con otras áreas (la seguridad o la pobreza, por ejemplo), la salud “anda bien”. Aunque algunos expertos cuestionen la calidad de los servicios disponibles para la mayoría de los uruguayos, la opinión pública considera que la atención de la salud no es uno de los problemas más acuciantes.

 

 

¿Cuál es el impacto de la reforma de la salud en los hogares? Casi un tercio de los uruguayos (31%) cree que su hogar se ha visto beneficiado a partir de la reforma y el 14% considera que el nuevo sistema lo perjudica. El resto, casi la mitad de los entrevistados (47%) piensa que la reforma ni favorece ni perjudica a su hogar.

 

 

Estos juicios concretos sobre el impacto más “personal” de la reforma se vinculan con las opiniones más generales: casi el 90% de los que creen que es beneficiosa en su hogar, evalúa la reforma de manera positiva. En el otro extremo, la mitad de los que creen que los perjudica en su hogar la evalúa negativamente. Lo más importante es que la amplia mayoría de los que no le ven ni beneficios directos ni perjuicios directos considera que la reforma es positiva.

En resumen, si un hogar determinado no se siente perjudicado por la reforma de la salud, tiende a evaluarla positivamente, y como los que se sienten perjudicados son una pequeña minoría, la reforma, al menos por ahora, recibe la aprobación de la mayoría de los uruguayos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *